Cuidados de la piel a partir de los 30 años

Con el paso de los años nuestras hormonas varían, igual que las etapas en la vida a las que nos enfrentamos, no son las mismas preocupaciones ni tenemos el mismo nivel de estrés a las 15 años que a partir de los 30, tampoco nuestras hormonas están igual de revolucionadas y nos pueden ocasionar afecciones en la piel a una edad y otra. Pero a lo largo de los años, es importante cuidar, hidratar y prevenir la piel de futuros problemas, para que al llegar a los 50 años sigamos luciendo un rostro iluminado y vivo.

A partir de los 30 años, aunque muchas mujeres y hombres lo aprecian antes, aparecen las líneas de expresión que se forman por los gestos al hablar, reir o llorar. Un tratamiento preventivo y durante sus primeros signos logrará que al llegar a los 50 años tu piel requiera un tratamiento de mantenimiento en lugar de uno de recuperación, que siempre es mucho más complejo.

A partir de los 30 años, nuestra piel comienza un proceso de pérdida de firmeza ligera y llega el momento de incorporar las cremas antiedad a nuestra vida. Estas cremas suelen contener activos como Vitamina C, Colágeno, minerales así como también los alfahidroxiácidos, que se encargará de regenerar con mayor rapidez nuestras células, dejando paso a las más jóvenes y mejorar el metabolismo. De esta forma, nuestra piel tendrá una luminosidad y elasticidad propia de una piel más joven.

Identifica qué tipo de piel tienes

Cada persona tiene un tipo de piel diferente y por ello requiere un tratamiento distinto para su cuidado y su mejora con el paso de los años.

Dentro de los tipos de piel podemos encontrar pieles normales, que se caracterizan por tener un equilibrio idóneo, donde se ve una leve presencia de grasa en la barbilla y nariz, pero sin ser un problema sino un sebo que se encuentra en equilibrio con la hidratación de la piel.

Por otro lado, las pieles secas que se caracterizan por que tienen un mayor nivel de deshidratación, que en muchos casos se deben a causas naturales como la transpiración, ocasionando a largo plazo si esto se descuida que la piel quede seca. La piel seca carece de lípidos, que le ayudan a retener la humedad y crear un escudo protector ante agentes externos, al no tener esta protección la piel se va deteriorando, en los casos más extremos puede aparecer la xerosis.

El caso opuesto son las pieles grasas que se caracteriza por tener un exceso de sebo, es mucho más propia en adolescentes ya que los cambios hormonales afectan a ella y un tratamiento deficiente puede provocar que a la edad de 30 años se mantenga una piel grasa.

Por último, las pieles mixtas se caracteriza por aparecer en la frente, mentón y nariz, presentar poros de tamaño agrandado con impurezas y las mejillas tienen una apariencia entre normal y seca.

Cada piel requiere un tratamiento diferente y más cuando se llega a los 30 años de edad, pero en todos los casos recomendamos los cosméticos preventivos que contienen activos antioxidantes e hidratantes como la Vitamina C, el Ácido Hialurónico bajo, medio y alto peso molecular, el Ácido Glicólico tamponado o el Colágeno.

Consejos para la prevención y el cuidado antiedad a partir de los 30 años

1. La limpieza es el primer gesto a tener en cuenta para el cuidado de nuestra piel. Es necesaria todos los días aunque no nos maquillemos ya que la piel también se ensucia por la polución. También es importante que te hagas una vez a la semana una limpieza más profunda con algún cosmético de renovación celular como CREAM-PEEL, C-POWDER o GEL SCRUB SÍLICE para prevenir el envejecimiento y aportar un aspecto vital y luminosidad a la piel. También favorece la absorción de los cosméticos que se apliquen a continuación.

2.Cuidado diario, algo más que hidratación. No es necesario que todas tus cremas sean anti edad, pero sí que al menos un paso de tu cuidado ha de aportar beneficios anti envejecimiento. Te damos algunas ideas:            

Utiliza un serum con antioxidantes como PROTEO C o AMPOLLAS FITOPROTEOGLICANOS antes de tu crema habitual.     

 Incorpora el contorno de ojos a tu rutina diaria como EMULSIÓN CONTORNO DE OJOS.

Utiliza cremas con protección solar por el día como nuestra CREMA HIDRONUTRITIVA 30 O SUS VERSIONES EN COLOR CLAIR/DORÉ o CREMA DMAE FILTRO SOLAR.

Usa una crema de noche con beneficios anti-edad como NUTRISYL, CREMA LIFTING o CREMA DMAE.

  1. Escoge cosméticos preventivos con activos antioxidantes e hidratantes como la Vitamina C, el Ácido Hialurónico bajo, medio y alto peso molecular, el Ácido Glicólico tamponado o el Colágeno.
  2. Una alimentación sana y equilibrada es importante para tener una piel mucho más cuidada. El agua, las frutas o las verduras son una fuente perfecta para hidratarla  y aportar los componentes que necesarios para su salud.
  3. Descansar un mínimo de 8 horas aunque con la maternidad y las jornadas laborales es difícil conciliar el sueño o, incluso, dormir más de 8 horas. Intenta dormir el máximo de horas posibles si quieres evitar que el paso de los años se note en tu rostro.

Concienciate y protégete del sol durante todo el año

Cuando no usamos una protección solar adecuada y nos exponemos diariamente, tanto en invierno como en verano, a los rayos solares corremos el riesgo de dañar la piel, aumentando de forma anormal la producción de elastina y, en consecuencia, la producción de enzimas metalproteinasas, que no funcionarán correctamente y en lugar de reconstruir el colágeno dañado lo degradan y dan paso a una piel fotoenvejecida.

Dentro de los tratamientos para proteger tu piel del sol desde SkinClinic te recomendamos CREMA HIDRONUTRITIVA 30, que hidrata, protege y nutre tu piel día a día durante los meses de menor intensidad solar. Esta crema con protección solar aporta suavidad, elasticidad y confort a tu piel ya que mantiene el nivel hídrico cutáneo en perfecto equilibrio. Es perfecta si ya estás en los 30 años, así como si tienes una piel normal o seca. En caso de de pieles mixtas o grasas te recomendamos utilizar el SYL 100 SPF, que protegerá tu piel y aportará hidratación, un protector de rápida absorción y oil-free.

Del mismo modo, para la época del año con mayor intensidad solar, como es el verano, te recomendamos un cosmético con alta protección solar, que te permitirán disfrutar de los días de playa sin preocuparte por la salud de tu piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *